¿La solución final a la «cuestión femenina»?

¿La solución final a la «cuestión femenina»?
QR Code

¿La solución final a la «cuestión femenina»?

Marx y Engels habían sostenido que la situación de inferioridad de las mujeres era producto de la aparición de la propiedad privada. Una vez suprimida ésta, tendría lugar la rehabilitación de la mujer. Sin embargo, esto no parece haber sucedido en los países de la Europa del Este tras sesenta años d...

Full abstract

Saved in:
Translated title: La solució final a la «qüestió femenina»?
The Final Solution to the Feminine Question
Journal Title: Papers: Revista de Sociologia
Main Author: Hilda Lass
Language: Spanish
Get full text: http://papers.uab.cat/article/view/v9-lass
Resource type: Journal article
Source: Papers: Revista de Sociologia; Vol 9, (Year 1978).
DOI: http://dx.doi.org/10.5565/rev/papers/v9n0.1007
Publisher: Universitat Autònoma de Barcelona
Usage rights: Reconocimiento - NoComercial (by-nc)
Subjects: Social Sciences --> Social Sciences, Interdisciplinary
Social Sciences --> Sociology
Abstract: Marx y Engels habían sostenido que la situación de inferioridad de las mujeres era producto de la aparición de la propiedad privada. Una vez suprimida ésta, tendría lugar la rehabilitación de la mujer. Sin embargo, esto no parece haber sucedido en los países de la Europa del Este tras sesenta años de revolución. Si bien la mujer se ha integrado en grandes proporciones a la fuerza de trabajo, lo hace en las profesiones marginales y peor pagadas. Tampoco ha habido ninguna modificación sustancial en el rol doméstico de la mujer en el hogar. Más aún, cuando los intereses demográficos lo exigen, los estados socialistas han vuelto atrás en su política de divorcio, aborto, anticonceptivos y derechos de la mujer. Esta situación contrasta con la sueca. Si bien el caso sueco aparece como muy poco seductor tanto para la vieja izquierda como para la nueva, Suecia es el país que ha llevado más lejos su legislación sobre la igualdad entre hombre y mujer tanto en lo relativo a derechos como a deberes.
Translated abstract: Marx i Engels havien sostingut que la situació d’inferioritat de les dones era producte de l’aparició de la propietat privada. Un cop suprimida aquesta, tindria lloc la rehabilitació de la dona. Tanmateix, això no sembla haver succeït als països de l’Europa de l’Est després de seixanta anys de revolució. Si bé la dona s’ha integrat en grans proporcions a la força de treball, ho ha fet en les professions marginals i pitjor pagades. Tampoc no hi ha hagut cap modificació substancial en el rol domèstic de la dona a la llar. Encara més, quan els interessos demogràfics ho exigeixen, els estats socialistes han tornat enrere en la seva política de divorci, avortament, anticonceptius i drets de la dona. Aquesta situació contrasta amb la sueca. Si bé el cas suec apareix molt poc seductor tant per a la vella esquerra com per a la nova, Suècia és el país que ha portat més lluny la seva legislació sobre la igualtat entre home i dona tant pel que fa a drets com a deures.