El ciclo anual en una comunidad coadaptada de colibríes y flores en el bosque tropical muy húmedo de Costa Rica

El ciclo anual en una comunidad coadaptada de colibríes y flores en el bosque tropical muy húmedo de Costa Rica
QR Code

El ciclo anual en una comunidad coadaptada de colibríes y flores en el bosque tropical muy húmedo de Costa Rica

Una comunidad de más de 45 especies de plantas ornitofílicas y más de 20 especies de colibríes, se estudió a través de un período de siete años en Finca "La Selva", Costa Rica, en la zona de vida del Bosque Tropical Muy Húmedo. En cada año hay picos de floración de las plantas ornitofílicas durante...

Full abstract

Saved in:
Translated title: El ciclo anual en una comunidad coadaptada de colibríes y flores en el bosque tropical muy húmedo de Costa Rica
Journal Title: Revista de Biología Tropical
Main Author: F. Gary Stiles
Language: Spanish
Get full text: http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/rbt/article/view/25691
Resource type: Journal article
Source: Revista de Biología Tropical; Vol 27, No 1 (Year 1979).
DOI: http://dx.doi.org/10.15517/rbt.v27i1.25691
Publisher: Universidad de Costa Rica
Usage rights: Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada (by-nc-nd)
Subjects: Sciences --> Biology
Sciences --> Marine & Freshwater Biology
Applied Sciences --> Agriculture, Multidisciplinary
Abstract: Una comunidad de más de 45 especies de plantas ornitofílicas y más de 20 especies de colibríes, se estudió a través de un período de siete años en Finca "La Selva", Costa Rica, en la zona de vida del Bosque Tropical Muy Húmedo. En cada año hay picos de floración de las plantas ornitofílicas durante la época seca (marzo) y en la primera parte de la época lluviosa (julio-agosto), y una gran escasez de flores al final de las lluvias(noviembre a enero). La distribución y abundancia de flores en los diferentes hábitats también cambia a través del año: la máxima floración en el dosel del bosque ocurre en la época seca, la del sotobosque en la época lluviosa. En aperturas de luz, bordes, y crecimiento secundario viejo hay flores durante todo el año, pero con los mismos períodos de abundancia y escasez que en la comunidad en general. Varias especies de colibríes cambian su uso de los diferentes hábitats a 10 largo del año, de acuerdo con los cambios de la floración. Especialmente durante la época de cría, los dos sexos de algunas especies difieren en su uso de los hábitats.En general, la reproducción de los colibríes residentes en "La Selva" coincide con el primer pico de floración y la muda anual con el segundo. Las desviaciones de este patrón general pueden explicarse por la dependencia de algunas especies de colibríes sobre ciertas flores específicas, o por mecanismos fisiológicos que permiten un traslape entre la reproducción y la muda. Los colibríes acumulan reservas de grasa y aumentan en peso corporal a la vez que están renovando el plumaje, lo que probablemente representa una adaptación para soportar la época de escasez de flores que sigue. Otras adaptaciones para sobrevivir este período crítico incluyen la visitación de flores entomófilas y quiroptófilas y la migración. Sin embargo la gran mayoría de la mortalidad anual que sufren los colibríes puede caer dentro de este corto lapso, entre noviembre y enero. El mínimo anual en peso corporal se alcanza en este período, aunque las reservas de grasa siguen disminuyendo hasta la época seca. Esto probablemente se debe al aprovechamiento de la proteína muscular como reserva alimenticia durante la época crítica, y su reposición rápida mientras las reservas de grasa se usan para soportar los gastos de la cría.Las variaciones en la cantidad y en el patrón de las lluvias de un año a otro son muy marcadas en "La Selva ", pero generalmente se ven amortiguadas a nivel de la comunidad por respuestas fenológicas compensatorias de las plantas que tienen polinizadores comunes. Así el patrón de la floración a través del año es más constante a nivel de la comunidad que a nivel de las especies individuales, lo que representa un juego de recursos más predecible para los colibríes. Sin embargo, condiciones muy excepcionales, como una sequía muy severa en 1973, pueden romper este equilibrio. Su efecto en las poblaciones de los colibríes puede ser drástico y éstas pueden necesitar varios años para recuperarse.
Translated abstract: A community of 22 species of hummingbirds and over 45 species of omithophilous plants was studied over a seven-year period in the humid Caribbean lowlands of Costa Rica. There are two approximately equal peaks of blooming of hummingbird flowers in the year, during the dry season (March) and early in the rainy season (July-August); with a severe scarcity of flowers between November and January, at the end of the rainy season. The epiphytes of the forest canopy flower mainly in the dry season, understory plants mostly in the wet season, and at light gaps, edges, and in old second growth flowers are present year-round. Habitat shifts of hummingbirds are closely associated with flowering of preferred food plants, as is the differential habitat use by the sexes of some species. Migration of some species into and out of La Selva also reflects the cycle of flower abundance.In general, the breeding seasons of the hummingbirds coincide with the first peak, and molting seasons With the second peak of flowering. Deviations from this pattern are few, and generally reflect the dependence of a given hummingbird upon a given flower species, or physiological mechanisms permitting molt-breeding overlap. The maximum body weight and fat reserves also occur during the second flowering peak, and both decline rapidly during the following season of flower scarcity. The low point in body weight occurs during this lean season, while the annual low of fat reserves comes in the following breeding season; another body component, probably muscle protein, must therefore be used as well as fat by the birds to survive the season of flower scarcity, when most of the annual mortality probably occurs.Year-to-year variations in rainfall are considerable, but the hummingbirds are normally buffered from these by a series of compensatory phenological reactions among the plants that tend to maintain a regular, staggered sequence of flowering peaks. Nevertheless, a severe moisture stress, such as the drought of early 1973, may disrupt these patterns and have drastic effects on hummingbird populations.